El PBI de Brasil se redujo un 1,5% en el primer trimestre del año y caerá aún más por la pandemia

Publicado el Por La Redacción

La economía brasileña se contrajo un 1,5 % en el primer trimestre del año frente al último trimestre de 2019, aún sin reflejar los efectos de la paralización de actividades provocado por la pandemia del COVID-19, informó este viernes el Gobierno.

En la comparación con el mismo período del año pasado, el producto interior bruto (PIB) de Brasil se contrajo un 0,3 % en el primer trimestre de 2020, según los datos divulgados por el estatal Instituto Brasileño de Geografía y Estadísticas (IBGE).

El retroceso en la mayor economía sudamericana en los tres primeros meses del año aún no refleja los efectos de la pandemia, ya que las primeras medidas de paralización de actividades se adoptaron en Brasil a finales de marzo, por lo que los analistas prevén que la crisis se verá en el segundo trimestre y que el país terminará el año con una caída del PIB de cerca del 5 %.

El primer caso de COVID-19 fue detectado en Brasil a finales de febrero y un mes después los estados y municipios comenzaron a tomar medidas de aislamiento social, que incluyeron el cierre de los comercios no esenciales y que siguen vigentes en muchas ciudades del país.
Expectativas frustradas para 2020

La irrupción del coronavirus SARS-CoV-2 supone un duro golpe para una economía que venía recuperándose lentamente de la histórica recesión que sufrió en 2015 y 2016, cuando el PIB brasileño se retrajo cerca de siete puntos porcentuales.

En los tres años siguientes la economía encadenó resultados positivos pero discretos (1,3 % en 2017, 1,3 % en 2018 y 1,1 % en 2019) y la previsión inicial, antes de la pandemia, era que finalmente despegaría en 2020, con una expansión de hasta el 2,5 %.

No obstante, los impactos del brote global del coronavirus y la escalada de turbulencias políticas en Brasil obligaron tanto al Gobierno como a los analistas a revisar hacia abajo sus proyecciones para el crecimiento del país este año y a alertar de una recesión anual que podría ser la peor en más de un siglo.

El Gobierno brasileño prevé una retracción del 4,7 % este 2020, cercana a la del Fondo Monetario Internacional (FMI), que calcula una caída del PIB del 5,3 %.

El escenario es todavía más pesimista para el Instituto Internacional de Finanzas (IFF), que en un informe divulgado esta semana pronosticó que la economía brasileña sufrirá un retroceso del 6,9 %, un porcentaje peor al esperado en abril, cuando la misma institución apuntó que la caída sería del 4,1 %.

Brasil, que salió casi ileso de la crisis financiera de 2008, “enfrenta ahora desafíos múltiples” y sufrirá una “caída económica sin precedentes” por su “incertidumbre política”, su “alto nivel de déficit fiscal y de deuda”, además de su “dependencia comercial con China”, afirmó en una entrevista con EFE el jefe de investigación latinoamericana del IFF, Martín Castellano.

Deja una respuesta

A %d blogueros les gusta esto: