Con la tarea de guiar a Latinoamérica a la recuperación arribó Luis Abinader

El presidente Luis Abinader regresó ayer a la República Dominicana luego de par- ticipar en la XXVII Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno, en el Principado de Andorra, donde realizó fuertes críticas a los países poderosos por haber tomado ventajas en la distribución de las vacunas contra el COVID-19.

Eso ha provocado una ralentización que, en consecuencia, provocó que los países menos pudientes, como los de América Latina, ralenticen el proceso de vacunación de sus poblaciones con el objetivo de volver a la normalidad y recuperar la economía, según expuso Abinader en el escenario de la Cumbre.

El mandatario regresó pasadas las 6:30 de la tarde en un vuelo comercial de Air Europa que aterrizó en el Aeropuerto Internacional de las Américas (AILA). Fue recibido por la vicepresidenta Raquel Peña, José Ignacio Paliza, ministro Administrativo de la Presidencia; Samuel Pereyra, administrador del Banreservas; Carlos Luciano Díaz Morfa, ministro de Defensa, y el canciller Roberto Álvarez, entre otros funcionarios.

Durante una rueda de prensa en el Salón de Embajadores de la terminal aérea, Abinader se refirió a la queja por la distribución de los fármacos de las naciones que participaron en la Cumbre, y reiteró que el programa Covax, el método de distribución de la Organización Mundial de la Salud (OMS), fue un fiasco.

El jefe de Estado dominicano también recapituló su agenda con Europa: en España revisó la agenda bilateral con el presidente Pedro Sánchez y con el rey Felipe VI. Además, promocionó el clima de inversión de República Dominicana frente a empresarios españoles en sectores más allá del turismo, como la farmacéutica y construcción.

Durante el evento en Andorra, España se comprometió a donar entre un 5 % y 10 % de las vacunas que adquiera durante el 2021 para prevenir el coronavirus a América Latina y el Caribe.

En la Cumbre Iberoamericana, República Dominicana tomó el cargo de la secretaría pro tempore para ser la sede de ese evento en el 2022. Y en ese sentido, el jefe de Estado adelantó que coordinó con Pedro Sánchez, presidente español, para convocar a los ministros de Hacienda iberoamericanos a una reunión de urgencia el 24 de mayo, en República Dominicana.

Dicho encuentro en la capital dominicana debe contar con la aprobación de las demás naciones miembros de la Cumbre Iberoamericana.

Evitar los “endeudamiento asfixiantes”

En el cargo temporal de la Cumbre, Abinader dijo que se esforzará en un multilateralismo renovado para buscar un crecimiento económico basado en un modelo justo, que sea verde y sostenible.

Precisó que el papel de liderazgo que asumen en la región de América Latina estará basado en la función de guiar a la región por los caminos de la recuperación económica “buscando esquemas creativos e innovadores que eviten la trampa de un endeudamiento asfixiantes que pueda generar graves conflictos sociales por tener que recortar los programas”.

Durante la rueda de prensa en el AILA, Abinader manifestó que mientras realizaban la Cumbre, los mandatarios recibieron una carta del papa Francisco en la que les planteó de forma urgente tomar medidas para permitir el acceso a financiación externa a través de una nueva emisión de derechos especiales, llamando a una mayor solidaridad entre los países que consienta que los fondos sean destinados para impulsar el desarrollo económico con el fin de que todos puedan salir de la situación de crisis con las mejores posibilidades de recuperación.

Dijo que para lograr los objetivos de buscar un modelo económico “verde y sostenible”, que los lleve a cumplir con la Agenda 2030 de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, se necesitará el apoyo de los países desarrollados y del concurso de los organismos financieros multilaterales, Abinader se refirió también al caso particular del Fondo Monetario Internacional (FMI), a través de los llamados Derechos Especiales de Giro (DEG) y que no generen deudas para los países.

Comparte esto!

Deja una respuesta