LA COMUNICADORA DE LA SONRISA LUMINOSA

“Se lo contrario de lo que tus adversarios esperan en que te conviertas.”
Stendhal

Por: Ruth Molina

Santo Domingo. “El comportamiento es un espejo en el que cada uno muestra supropia imagen.” Con estas geniales palabras del sabio poeta
alemán, Johann Wolfgang von Goethe, celebro a la inmens comunicadora Milagros Germán en sus brillantes treinta años en la televisión dominicana. Treinta años de transparente trayectoria pública, donde la integridad de su conducta es el espejo donde mejor podemos contemplar sus intachables valores humanos.


Año 1991, en la ciudad de Santo Domingo, a los treinta y tres años de edad hace su debut como comunicadora Milagros Germán Olalla, junto a la también comunicadora Mariasela Álvarez, en el programa televisivo “Con los ojos abiertos”. Cuatro años después comienza un nuevo programa llamado “Con Milagros Germán”. Posteriormente, apoyándose en su popularidad, inicia en la televisora Telecentro la programación “Tarde en la noche con Milagros”. Asimismo, trabajó por varios años junto al inolvidable Freddy Beras Goico en el popularísimo show “Con Freddy y Milagros”. Pero, el espíritu creativo de esta excepcional presentadora le exige más, y el 29 de septiembre del 2003 estrena una producción magnífica, original y fascinante: “Chévere Nights”. Este cautivador y triunfal programa de TV en horario “prime time” muy pronto se convierte en el de mayor audiencia y aclamación de la televisión nacional por más de 15 años, además de recibir innumerables premiaciones y reconocimientos.


República Dominicana. Llega el tormentoso año 2020 con su cargamento de imprevisibles y arrolladores cambios: en la salud, en la política, en la economía, en la sociedad, en las costumbres, en las emociones… De repente, nos hemos convertido en indefensos y desesperados prisioneros del mundialmente demoledor “Covid-19”, pero en su cautiverio nos alumbra una bondadosa y aclamada transformación política gubernamental que nos libera de los azotes de la devastadora maquinaria del gobierno peledeísta de Danilo Medina: es el redentor gobierno del Partido Revolucionario Moderno (PRM) con Luís Abinader en la Presidencia de la República.


Abinader es el candidato que el 27 de mayo del 2020 recibió el apoyo manifiesto de la célebre comunicadora Milagros Germán.
El 16 de agosto de ese mismo año, su favorito, Luís Abinader asciende al poder y la designa como “Directora de Comunicaciones y vocera de la Presidencia de la República”. Con alegría y la humildad que la caracteriza acepta esta posición, y con ella abraza a nuestra comunidad para convertirse en “servidora de los dominicanos”, trabajando con generosidad por el bien común.
Nuestras vidas son variaciones en una única existencia. La historia de Milagros en el amplio mundo de la comunicación, con todas sus fascinantes facetas reunidas en una sola, es “una leyenda”; pues sus coloridas facetas, en último término, tienen un solo y único destino: ella misma entre un cerco de estrellas.


Habla, habla, sonríe, habla. Sus exposiciones son placenteras, coherentes, didácticas, solidarias; presenta las ideas de una forma cautivante, amistosa, porque transmite confianza, cercanía, simplicidad, de una forma envolvente, convincente. De una forma elocuente que va directo a los espectadores con descomunal fuerza expresiva, despertando el interés del público hasta en su fibra más íntima.
No se puede negar la fraterna relación de Milagros con su audiencia. Su entrega es total desde la piel de su sensibilidad hasta el cielo de sus pensamientos. Su constante dedicación para el desarrollo de su programa comenzando por sus variedades, sus invitados, sus amenidades, su técnica explosiva. Todo ese camino que conduce a su trabajo lo construye laboriosamente a golpe de pico y pala, con una fuerza concentrada siempre en dejar un mensaje, y con ese mensaje traspasarnos el corazón con afilados instantes de intensas emociones sobre las cosas supremas de la vida.


Continuamente se siente inmersa en las situaciones que plantea envuelta en cada detalle del caso. Vive en carne propia los problemas de nuestro pueblo, describe la realidad sociopolítica y eleva el amor a la patria por encima de ella misma. Ese amor a su tierra y a su gente que le inculcaron sus padres desde su nacimiento y que lleva palpitante hasta la médula del alma. Por esa razón, el estilo vehemente y singular de esta celebrada
comunicadora apunta siempre al centro del sentir de los dominicanos, y es el motivo por el que su programa nos pertenece completamente y nosotros a ella.


Es fascinante hablar sobre los deleitantes monólogos de Milagros Germán. Con su arte expresivo dibuja con palabras sus vibrantes sentimientos y con esa magia visionaria nos transporta hacia las esferas de su universo embarcándonos sobre vocablos seductores que penetran en el pensamiento y fecundan el alma haciendo crecer enormes plantaciones de flores fantásticas.


Por su manera de hablar nos descubre los ámbitos secretos de su imantada personalidad. Ella quiere que disfrutemos del ritmo hipnótico de sus monólogos: en su léxico, en los sonidos, cada silencio, en su voz, en sus matices, en la colocación de las sílabas, en la selección de los verbos, en su dicción, en sus emociones, cada pausa, cada reiteración, cada gesto, cada respiración, cada sonrisa…; pues debajo de cada palabra pronunciada se oye la música de sus colores. Su arte es tan mágico que embelesa desde el primer instante en que sujeta a sus espectadores y los sueltacuando sabe que ya están poseídos por ella.


Para finalizar:
Milagros, conoces el sentido impactante del contraste, el eterno combate entre luz y sombra, y sabes que ninguna belleza es más intensa que la belleza sagrada de la paz de espíritu.


Felicitaciones por tu conducta ejemplar delante de las hostilidades de tus adversarios. Pertenecemos a una nación democrática y sabemos que uno de los fundamentos de la democracia es la “igualdad” ante la ley, en consecuencia, no pueden existir “exclusividades” para ninguna persona o grupo en ninguna posición dentro del Estado. La “exclusividad” es contraria a los principios democráticos y es condenada en nuestra Constitución, porque “exclusividad” es exclusión, privilegio, Apartheid, discriminación. La “exclusividad” es generadora de graves conflictos.

En atención a esto, esmemorable que prominentes directores de periódicos dominicanos nunca fueron periodistas académicos. Aquí y allá,
pueden combatirte con palabras y con acciones, sin embargo, dondequiera estás presente con tu gentil comportamiento, tu entrega a tu trabajo y tu dignidad incorruptible.


Un abrazo resplandeciente de admiración y de solidaridad en tu dorado aniversario.

Comparte esto!

Deja una respuesta