Cuestionan resultado electoral de Nicaragua

El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, encabezaba el lunes el escrutinio con 75,92% de los votos en las cuestionadas elecciones presidenciales celebradas sin oposición real, con un alto índice de abstención y en medio del rechazo internacional a su inminente reelección, la tercera desde 2007.

Ortega se encaminaba así hacia un cuarto mandato consecutivo tras una votación desconocida desde antes de los primeros resultados por Costa Rica y Estados Unidos. El lunes, el secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, emitió una declaración en la que “condenó” la “subversión de las normas democráticas” en Nicaragua.

El gobierno de Ortega “ha privado a los nicaragüenses de cualquier opción real al disolver todos los partidos genuinos de oposición y encarcelar a todos los principales candidatos presidenciales. Esta represión y manipulación electoral, ampliamente denunciada por los nicaragüenses y la comunidad internacional, despojó a la votación del 7 de noviembre de cualquier significado real”, señaló Blinken.

Por su lado, Amnistía Internacional advirtió que la inminente reelección de Ortega “augura un nuevo y terrible ciclo para los derechos humanos” pues “vaticina la perpetuación de las estructuras que han implementado la estrategia represiva contra voces críticas y garantizado la impunidad de crímenes del derecho internacional”.

Según la directora de AI para las Américas, Erika Guevara Rosas, “este nuevo período presagia la continuidad de la migración forzada de quienes se ven criminalizados por alzar la voz”.

El Consejo Supremo Electoral (CSE) actualizó a las dos de la tarde (20:00 GMT) los resultados oficiales provisionales y otorgó a Daniel Ortega y Rosario Murillo el 75,92 % de los sufragios, habiendo escrutado el 97,74% de las juntas receptoras de votos.

Comparte esto!

Deja una respuesta