Kim Yo-Jong, hermana del líder norcoreano Kim Jong-Un

Luego de que un diplomático de Corea del Sur afirmara el pasado viernes que el dictador Kim Jong-un estaba en coma, las versiones sobre el ascenso de su hermana menor, Kim Yo-jong, arrecian. Esta vez fue una voz más autorizada la que arriesgó la nueva posición clave que la joven mujer -cuya edad exacta es un misterio, pero se calcula en 33 años- acaba de conseguir en la férrea estructura de poder norcoreana.

El ministro de Defensa surcoreano, Jeong Kyeong-doo, dijo que es probable que Kim Yo-jong esté ahora a cargo del Departamento de Organización y Orientación (OGD, por sus siglas en inglés) del Partido de los Trabajadores de Corea del Norte (WPK, por sus siglas en ingés) que rige los destinos del país desde la finalización de la guerra con su vecino del sur. Ese organismo se ocupa del adoctrinamiento ideológico, la organización del partido y los nombramientos políticos.

Ese nombramiento por parte de la estructura jerárquica del estado, colocaría a la hermana del dictador como “segunda al mando” del país, tal como afirmaban fuentes de inteligencia de Corea del Sur la semana pasada.

El OGD también es responsable de monitorear a los 3 millones de miembros estimados del Partido de los Trabajadores para asegurarse de que sean lo suficientemente leales al Líder Supremo y respeten las enseñanzas del régimen norcoreano. La figura de Kim Yo-jong allí no hace más que afirmar la importancia que tomó la mujer en los últimos años.

Jeong, de acuerdo a una publicación de CNN, aseguró que Kim ahora parece tener un papel importante en la configuración de la política hacia Corea del Sur y Estados Unidos, máximos enemigos históricos de la dinastía que conduce el país. Los comentarios del ministro de Defensa surcoreano parecen coincidir con la evaluación de la semana pasada del Servicio de Inteligencia Nacional de Corea del Sur (NIS, por sus siglas en inglés) de que Kim Jong-un había delegado más poder a los altos funcionarios que lo rodean, entre ellas su implacable hermana.

El viernes pasado Chang Song-min mediante una publicación en su cuenta de Twitter indicó que Pyongyang está ocultando la verdad sobre el deterioro de la salud del dictador norcoreano. El ex ayudante del difunto presidente de Corea del Sur, Kim Dae-jung, dijo: “Calculo que está en coma, pero su vida no ha terminado”, señaló Chang Song-min, según lo consignado por DailyMail.

Asimismo, sostuvo que la hermana del dictador, Kim Yo-jong “está lista” para tomar el control del país. “No se ha formado una estructura de sucesión completa, por lo que Kim Yo-jong está siendo puesta en primer plano ya que el vacío no puede ser mantenido por un período prolongado”, apuntó.

La versión -no confirmada por el régimen ni apoyada por Seúl-, llega horas después de que sea el Servicio de Inteligencia Nacional de Corea del Sur (NIS, por sus siglas en inglés) el que asegurara que Kim Yo-jong ya se desempeñaba como la “segunda al mando de facto” y que había existido una “delegación de poder”. El anuncio fue hecho por ese organismo a legisladores del país, en una reunión llevada a cabo este jueves, de acuerdo al diario The Korea Herald.

Kim Yo-jong es la única pariente cercana del Líder Supremo -como se autoproclama el dictador norcoreano- con un papel público relevante en la política, y recientemente encabezó una nueva campaña más dura para presionar a Corea del Sur.

Ha Tae-keung, legislador del partido de la oposición en el comité de inteligencia del parlamento, dijo a los reporteros que Kim estaba ayudando a dirigir el régimen con la autoridad de su hermano. “La conclusión es que Kim Jong-un todavía tiene el poder absoluto, pero ha entregado un poco más de su autoridad en comparación con el pasado”, dijo Ha, luego de una sesión informativa a puertas cerradas del Servicio de Inteligencia Nacional del Sur.

Infobae

Deja una respuesta

A %d blogueros les gusta esto: