La hermana de Donald Trump tachó al presidente de Estados Unidos de «cruel” y «mentiroso”

– La hermana de Donald Trump tachó al presidente de Estados Unidos de «cruel” y «mentiroso”, una persona cuya falta de principios hace que no se pueda confiar en él, según unas grabaciones hechas en secreto y publicadas por el periódico The Washington Post.

Esta fue la última información que deja en mal lugar al presidente, solo que la protagonista no es ni un asistente ni un socio comercial, sino una de sus parientes más cercanas. Maryanne Trump-Barry criticó a su hermano por su política de inmigración, por la que niñas y niños fueron separados de sus familias en la frontera y enviados a centros de detención.

«Todo lo que quiere hacer es atraer a su base», dijo en grabaciones obtenidas por el rotativo. «No tiene principios. Ninguno», se escucha que dice Trump-Barry y agrega «sus malditos tuits y sus mentiras, Dios mío». Las grabaciones fueron hechas en secreto por la sobrina del presidente Mary Trump, quien el mes pasado publicó unas memorias en las que describía la «familia tóxica» en la que se crió el mandatario. En un momento de la conversación grabada, Trump-Barry le dice a su sobrina: «es la falsedad de todo. Es la falsedad y esta crueldad. Donald es cruel».

Las grabaciones también arrojan luz sobre un punto de las memorias en las que se asegura que el presidente le pagó a alguien para que le hiciera el examen de ingreso a la universidad. «Entró en la Universidad de Pensilvania porque hizo que alguien le realizara los exámenes», confesó Trump-Barry, agregando que incluso recordaba el nombre del contratado.

El hermano menor del presidente, Robert -quien murió la semana pasada- acudió a los tribunales para tratar de bloquear la publicación del libro, argumentando que Mary estaba violando un acuerdo de confidencialidad firmado en 2001 después de la liquidación del patrimonio de su abuelo, pero fue en vano. Se vendieron unas 950.000 copias el día de la publicación de las memorias, que la Casa Blanca las calificó como un «libro de falsedades».

Ni el presidente ni la Casa Blanca realizaron comentarios sobre las grabaciones

Deja una respuesta

A %d blogueros les gusta esto: